El islam y sus dos escuelas mayoritarias: el sunismo y el chiismo

Por Airy Domínguez

El islam se presenta como la religión mayoritaria en la región MENA, oficial en todos los países excepto en Turquía e Israel. Dicha religión se basa en las enseñanzas del Corán[1] y, pese a que goza de una relativa uniformidad en su esencia, cuenta con comunidades muy diversas. En este sentido, muchas veces cuesta hablar de un único islam, pues existen múltiples interpretaciones y conciencias. A lo anterior habría que añadir la ausencia de un referente de autoridad[2], cuestión que ha favorecido su fragmentación y radicalidad.

Dentro del islam destacan dos ramas teológicas, el sunismo y el chiismo, las cuales serán explicadas a lo largo del presente artículo. Junto a ellas se encuentra el llamado jariyismo o cariyismo, donde los ibadíes[3] se presentan como los últimos supervivientes.

Antes de adentrarnos en las dos vertientes prioritarias del islam cabe destacar que, a diferencia de lo que ocurre en Occidente, en Oriente Medio resulta complicado distinguir entre religión y grupos sociales. En la región, al igual que ocurre en el África Subsahariana, la religiosidad forma parte de la fidelizacion social.

 

La escisión

El origen de la división entre sunnitas y chiitas data del 632 d.C., fecha en la que muere Mahoma sin haber designado un sucesor. Desde ese momento, la comunidad musulmana se dividirá entre quienes creen que el sucesor ha de ser el mejor preparado – Abú Baqr – y quienes defienden que la sucesión ha de venir marcada por lazos de sangre – Ali ibn Abi Tali, primo y yerno de Muhammad –. Esta es una escisión que, si bien en su origen era de carácter político, vendrá seguida de discrepancias doctrinales tras el asesinato de Alí y de la emigración de los chiíes hacia Irán e Iraq fundamentalmente.

 

Diferencias fundamentales

En árabe secta (firqa) se refiere a un grupo religioso o ideológico cerrado en sí mismo, lo que carece de la connotación negativa de nuestra lengua que la acerca a la herejía. El motivo de la escisión no responde a discusiones sobre la “recta fe”, sino que se encuentra en la querella por la herencia del Profeta en cuestiones de gobierno (Hans, K., 213). Pese a ello podemos encontrar algunas diferencias entre ambos grupos.

En lo que a la estructura social se refiere, el chiismo – especialmente el duodecimano – cuenta con una estructura o clero jerárquico, incluso piramidal, en cuya cúspide cuenta con grandes entidades y una administración de la fe, que puede dictaminar tanto dogma como actitudes sociales y políticas. Por su parte, el sunismo es mucho más disperso, carece de una autoridad, pero cuenta con administraciones e instituciones considerablemente respetadas, entre ellas, la Meca; Medina y la Universidad de al-Azhar de El Cairo.

A nivel sociopolítico, puede decirse que la sunna es mucho más compacta. Esta se presenta como la escuela principal del islam – en torno al 90% del mundo musulmán – y se considera ortodoxa respecto a las enseñanzas del Profeta Muhammad –sus fieles defienden que tras él no hay más interpretaciones posibles de la religión –. Sin embargo, cabe señalar que ha tenido expresiones políticas concretas y centrales hasta la abolición del último Califato en 1924[4].

Junto a lo anterior, a diferencia de lo que sucede en la Chía, en el mundo suní todos se reconocen como musulmanes, la sunna tiene una conciencia de unidad y carece de grandes grupos enfrentados entre sí. Pese a lo anterior, cuenta con una serie de Escuelas de jurisprudencia (madh’hab)[5] que se aceptan como válidas, conviviendo incluso en los mismos países, a saber, Hanafi[6]; Maliki[7]; Hanbalí[8] y Shafaí[9].

Por su parte, los seguidores de la Chía son minoritarios en el islam. Creen que las enseñanzas del Profeta tienen continuidad en su familia y en los imanes posteriores y, a menudo, se han visto marginados por Estados oficialmente suníes. Los chiitas viven concentrados en Irán, pero son mayoría en Iraq, Bahréin, Azerbaiyán y Líbano. En lo que a las élites gobernantes se refiere, sólo en Irán se presentan como mayoría oficial y dominante. En Iraq, por el contrario, desde la Edad Media, aunque con algunos episodios en medio, las clases dominantes han sido suníes – hasta hace 13, 14 años –[10].

En contraposición a lo que ocurre en el sunismo, dentro del chiísmo existen diversos grupos. El principal son los conocidos como duodecimanos, Imami o Ja’fari[11], esta es la religión oficial de Irán y la predominante entre los chiitas de Iraq, Líbano y Bahréin. Junto a los anteriores se encuentran los septimanos, estos aceptan los siete primeros imanes del chiismo, pero se distanciarán de los jafa’ri. Aquí, el grupo principal lo constituyen los ismailíes y dentro de estos, los nizaríes[12] – en torno a un 90% -.

Entre los numerosos grupos dispersos vinculados a la Chía destacan los alevíes y los nusairíes. Los primeros son numerosos en Turquía, donde a menudo son discriminados, estos carecen de un centro jerárquico y una red constituida. Dogmáticamente no aceptan el Corán como único libro revelado, rechazan su unicidad y sus lugares de culto no son las mezquitas. Los nusairíes o alauíes[13] son el grupo dominante en el régimen sirio, a pesar de ser minoritarios. Los alauíes son muy parecidos a los alevíes, aunque cabe destacar que no se identifican los unos con los otros. Social y políticamente los alauíes controlan el poder en Siria desde los 70 (dinastía de Assad), mientras que los alevíes han padecido discriminación por parte del Estado turco, al tiempo que han sufrido ataques por parte de sectores radicales suníes de la población de este país[14]. Asimismo, los alevíes suelen relacionarse con los kurdos y los movimientos izquierdistas en Turquía, sin embargo, también existen alevíes turcos y, en menor grado, árabes.

Otra rama a destacar es la de los drusos, quienes se presentan más como una comunidad étnica que como un sector del islam. En este sentido, existen dudas sobre la filiación islámica de este grupo, que cuenta con sus propios libros sagrados y observa creencias contradictorias con el Corán –  como la metempsicosis –. Sus seguidores son numerosos en Líbano, donde constituyen grupos compactos influyentes, y en Israel, donde a menudo tienen buena relación con el gobierno. Aquí cabe señalar una peculiar diferencia, y es que mientras que los drusos en Israel se han mostrado muy pro-sionistas, este mismo grupo en Líbano tiene carácter anti-sionista. Otra peculiaridad es que aunque hablan árabe y pertenecen a colectividades tradicionales árabes, han desarrollado sus propias colectividades, esto es, no siempre se sienten árabes. Además, aunque tradicionalmente se han definido como musulmanes y como chiitas, tienen su propia religión.

Por su parte, los Zaidíes (Zaidiyyah), en otros tiempos muy extendidos, en la actualidad se ven restringidos al norte de Yemen y suponen entre el 25 y el 40% de la población. Hasta 1962 tenían el control del imanato de Yemen, pero una revolución los apartó del poder. En el año 2004 tiene lugar la insurgencia chiita en Yemen[15], se da así la presencia de grupos rebeldes zaidíes que luchan contra su supuesta discriminación y que son calificados a menudo de integristas y terroristas: los Houthis.

NOTAS AL PIE

[1] El Corán es aceptado por todos musulmanes, sin embargo, unos hadices – relatos que recogen las palabras del Profeta – son reconocidos por los suníes y otros por chiíes. Estos, en principio, fueron escritos por personas que tuvieron un contacto cercano con seguidores del profeta, al menos una generación después, y tienen un contenido jurídico y su función es complementar al Corán en lo que no es explícito. Así, existe el Corán Mecca y el Corán Medina, este último con un contenido más social.

[2] En el islam no hay categorías de autoridad y jerarquías religiosas, aunque hay figuras como pueden ser el imán, el jeque o el ayatolá a las que se reconoce dotadas de autoridad. Sin embargo, en el islam “[…] no existe una autoridad jurídica semejante a la de los obispos o a la del Papa en el catolicismo, porque la autoridad de los jefes religiosos musulmanes es sólo de orden moral”  (Paolucci , G., y Eid, C., 2006: 41)

[3] Actualmente se han concentrado en Omán, donde son mayoritarios, además de puntos muy concretos del Magreb. Especialmente intolerantes en sus fundamentos, han relajado enormemente sus preceptos y actualmente propician la convivencia con otros grupos, convirtiendo a Omán en un oasis de tolerancia.

[4] La derrota y consiguiente desaparición del Imperio Otomano como realidad política, y del Califato como institución representativa de la unidad político- religiosa de la comunidad islámica, se presenta como una de las consecuencias de la Primera Guerra Mundial (Moreno, J.,1996: 8).

[5] No representan comunidades ni valores identitarios sino que reflejan formas de interpretación del islam sunnita.

[6] Destaca la importancia del juicio personal, y apertura (Irak, Siria, Turquía. Asia Central, Balcanes…); está muy conectado con el mudo sufí (muy exigentes en sí mismos, tolerantes y flexibles con los demás por lo que no imponen su forma de ver a los demás).

[7] Destaca la importancia de las costumbres y prácticas locales (Kuwait, UAE…); Implica respeto a la autoridad política y al Estado; y es muy de obediencia local (Argelia, Marruecos, Emiratos Árabes…).

[8] Es la más nueva y rigurosa, y en ella destaca la preponderancia del rigor dogmático y moral, así como la importancia del Corán y su literalidad (Arabia Saudí, Qatar…). Dentro del hanbalismo una rama más estricta es el wahabismo – religión oficial de Arabia Saudí y doctrina de Al-Qaeda y Estado Islámico –.

[9] Importante valoración de la Sunna y consenso de los creyentes (Jordania, Palestina…).

[10] La invasión americana quiso darse una cobertura de democracia dando el poder a los chiitas, aplicarán así un concepto de democracia que no había arraigado en la zona, dando lugar a un cambio radical que llevará a muchas revanchas.

[11] Este grupo ha desarrollado un clero influyente que se ha constituido en la élite religiosa (ayatolás), sin embargo, pese a protagonizar una fase de radicalismo en Irán y Líbano, en la actualidad, el integrismo ja’fari se ha moderado y distanciado del yihadismo salafí.

[12] Grupo sincrético y esotérico que adopta valores neoplatónicos. Constituyen un grupo moderno que pone el acento en la educación y en la no violencia.

[13] Ambos grupos comparten creencias y están influenciados por tradiciones gnósticas, orientales, shamanistas, etc. Se les considera especialmente modernos y a veces son rechazados como musulmanes.

[14] Destacan las masacres de  Kahramanmaras (1978), Malatya (1978 ), Çorum (1980) y Sivas (1993).

[15] También conocida como conflicto de Sa’dah, se trata de la guerra civil que estalla en junio de 2004, cuando el líder de los hutíes, el clérigo opositor Hussein Badreddin al –Houthi, inicia la rebelión contra el gobierno del país (CAP, 2015: 4).

BIBLIOGRAFÍA 

CAP, 2015. Conflictos 2/2015: Yemen. Centro de Análisis y Prospectiva Gabinete Técnico de la Guardia Civil. Disponible en: http://intranet.bibliotecasgc.bage.es/intranet-tmpl/prog/local_repository/documents/16617.pdf  [Consultado el 7/01/2018].

Denny, F., 2010. Sunni Islam. Oxford Bibliographies Online Research Guide. USA: Oxford University Press. Disponible en: https://books.google.es/books?id=D5_N97bAiJ0C&lpg=PP1&pg=PA3&redir_esc=y#v=onepage&q&f=false [Consultado el 7/01/2018].

Hallan, M., 2016. Turkey discriminates against Alevi faith, ECHR rules. DW, 26 abril. Disponible en: http://www.dw.com/en/turkey-discriminates-against-alevi-faith-echr-rules/a-19214883  [Consultado el 11/01/2018].

Hans, K., 2007. El Islam, historia, presente y futuro. Trotta: Madrid.

MediterráneoSur. 2018.Yemen. m’sur.es. Disponible en: http://msur.es/focos/yemen/ [Consultado el 11/01/2018].

Moreno, J., 1996. El cercano Oriente 1914-1991. Madrid: Ediciones AKAL.

Paolucci, G. y Eid, C., 2006. Cien preguntas sobre el Islam: Una entrevista a Samir Khalil Samir realizada por Giorgio Paolucci y Camille Eid. Madrid: Encuentro.

Serra, F. “La religión en el mundo árabe (Clase magistral)”. Mundo Árabe. UAB. Barcelona, 24 marzo 2017.

Yubero, B. 2016. La lucha eterna de los alevíes en Turquía. esglobal, 26 de julio. Disponible en: https://www.esglobal.org/la-eterna-lucha-de-los-alevies-en-turquia/ [Consultado el 11/01/2018].

Deja un comentario

AGRADECIMIENTOS

SUSCRÍBETE

Newsletter

MENAnalisis © 2017