Elisabet Saffouri sobre Shatila: "El campamento hace daño a los sentidos, la pobreza extrema duele"

© tracinghome.com

El próximo día 15 de mayo se cumplirán 70 años de la Nakba, en MENAnalisis entrevistamos a Elisabet Saffouri, abogada y economista especializada en el ámbito internacional, con experiencia de campo y vinculación personal con el campamento de refugiados palestinos de Shatila. Además, junto con Firas Safieddine, Saffouri ha elaborado el proyecto HOME destinado a preservar la identidad de los refugiados palestinos a través del arte y la cultura. En la entrevista, Saffouri nos hablará sobre el proyecto y trataremos otros temas que nos ayudarán a acercarnos a la realidad a la que han de enfrentarse los refugiados palestinos cada día desde hace más de 60 años, y al porqué de esta situación.

¿Qué es HOME y cuál es su objetivo?

HOME es un proyecto benéfico enfocado a los refugiados palestinos del campamento de Shatila y a través de una organización concreta del campamento (Majd del Korom). Lo enfocamos bajo lema “Hogar” y cómo éste influye, perfila y afianza la identidad.

Nuestros objetivos con Home han sido discretos. En lo posible, crear consciencia y dar a conocer las terribles condiciones de vida dentro del campamento de Shatila, al mismo tiempo que acercarnos a los más jóvenes del campamento a través de un proyecto cultural y de creatividad artística.

Debe de haber sido complicado organizarlo todo. ¿Cuánta gente ha participado en el proyecto y qué dificultades, así como facilidades, te has encontrado?

Ha sido muy emocionante organizar el proyecto para los que hemos participado (todos voluntarios). Aunque a lo largo del camino también se presentaron dudas y complicaciones. Pero una vez finalizado, la verdad que nos parece más fácil de lo que realmente ha sido. 

¿Qué te llevó a emprender este proyecto?

Con Shatila tengo un vínculo personal y emocional. Mi padre nació allí y aunque la familia pudo abandonar el campamento a finales de los años sesenta, otros palestinos no pudieron hacerlo nunca. Creo que es importante manifestar quiénes somos y de dónde venimos. Hoy, en Shatila ya vive la tercera o cuarta generación de refugiados y es necesario que esto se sepa.

¿Por qué Shatila? ¿Has estado allí?

La primera vez estuve de muy pequeña por lo que mis primeros recuerdos son a través de las fotografías que conservo y que he mirado muchísimas veces. Después volví con los años. El impacto fue enorme.

¿Qué puedes contarnos sobre él?

Cualquier persona que llegue a Shatila recibirá un gran impacto. El campamento hace daño a los sentidos, la pobreza extrema duele, pero a la vez despierta una enorme curiosidad; un espacio tan concentrado, con callejones como laberintos, edificios apretados entre sí del color más crudo del cemento y tan deteriorados… aunque el bullicio constante producido por personas que van y vienen por las calles más amplias le llena de presencia viva, de fuerza, de colorido.

Sin embargo la clave, la pregunta inmediata que debemos hacernos sobre Shatila es: ¿Por qué sigue existiendo un campamento de refugiados desde el año 1948?      

Cualquier persona que llegue a Shatila recibirá un gran impacto. El campamento hace daño a los sentidos, la pobreza extrema duele, pero a la vez despierta una enorme curiosidad

El enfoque hacia los refugiados desde occidente suele ser el de su caracterización como amenaza o problema ¿Cuál es tu opinión?

En Occidente hemos destruido o banalizado el sentido de la palabra “refugiados”. ¿Realmente somos el refugio para personas que lo necesitan? El refugiado lo es por necesidad, por obligación se lanza a la incertidumbre de lo desconocido; la mayoría de las veces para sobrevivir con dignidad o salvar su vida.

Y ¿cómo los vemos en el Occidente “culto” y “humanitario”? Desde las Administraciones globales con poder de decisión, como amenaza, estorbo incómodo y carga económica, todo a la vez. En cuanto a la ciudadanía… ahí cada cual debería despojarse del matiz que considere políticamente correcto y alzar su voz. Porque “los otros”, los refugiados, somos todos.  

¿Qué factores consideras como los más perjudiciales para la situación que sufren los refugiados palestinos?

El enorme desconocimiento sobre ellos y el abandono. A la palabra palestino se le ha añadido la de “refugiado” y se repite mecánicamente sin que se cuestione lo trascendental: ¿por qué son refugiados?, ¿por qué no pueden dejar de serlo si ellos lo ansían por encima de todo, y si la legislación internacional reiteradamente lo ha exigido? Los refugiados palestinos del Líbano siguen reclamando el derecho de retorno reconocido por las Naciones Unidas. La cuestión, entonces, está en por qué no se aplica.

A la palabra palestino se le ha añadido la de “refugiado” y se repite mecánicamente sin que se cuestione lo trascendental: ¿por qué son refugiados?

Hoy los refugiados palestinos no parecen estar en el foco mediático, ¿a qué crees que se debe?

Los medios convencionales van creando presencias y ausencias. Los palestinos, salvo sucesos puntuales siempre dramáticos, están desaparecidos. En estos momentos es más mediático e interesado mostrar las desgracias de Siria.

 

¿Cómo crees que se puede contribuir a la mejora de la situación de los refugiados?

Yo no me considero capacitada para responder… pero, ¿humanidad, justicia?

¿Podrías hablarnos de ejemplos que hayan contribuido positivamente a la mejora de las condiciones de vida de los refugiados?

Tampoco responderé… Pero conozco iniciativas individuales como, por ejemplo, la de la organización Majd del Korom de Shatila que de verdad ayudan a las personas más necesitadas del campamento de Chatila.

¿Después de que el evento HOME tuviera lugar el pasado 20 de abril, estás contenta con el resultado? ¿Se cumplieron tus expectativas?

Sí, estamos contentos. Aunque, sin duda, podría mejorarse. A posteriori es fácil percibir también algunos fallos o falta de previsión, pero en un futuro, en el próximo, estamos dispuestos a corregirlos. 

¿Qué opiniones recibiste por parte de las personas que asistieron?

Todo el mundo fue muy, muy amable. Tanto, que por momentos nos emocionamos.

¿Con el dinero recaudado, qué significará HOME para los refugiados de Shatila? ¿En qué se materializará?

Con el dinero recaudado no significa que vayamos a cambiar nada concreto, desgraciadamente.

Todo lo recogido está detallado en nuestra página web, con los gastos del evento incluidos. Por supuesto las personas que hemos trabajado en él lo hicimos de manera voluntaria y altruista. Y quiero agradecer especialmente el apoyo desinteresado y entusiasta de los artistas, de la imprenta B[…]Gràfic  y de Nau Bostik. Y por supuesto a todos los donantes.

El dinero recogido ya ha sido enviado por transferencia a la organización Majd del Korom, que muy pronto nos concretará cómo se ha empleado exactamente. Aparecerá detallado en la página web de HOME.

Por último, ¿crees que hacen falta más iniciativas como éstas? ¿En qué medida nuestra sociedad puede influir para lograr cambios en pro de los derechos humanos de las personas refugiadas?

Mil veces SÍ. Animo a cada uno a implicarse en una causa por la justicia y seguir hacia adelante. Solamente el no hacer nada lleva al fracaso.

Solamente el no hacer nada lleva al fracaso.

Para terminar ¿podrías hablarnos sobre el papel del arte en el campamento de Shatila?

¡En Shatila hay necesidades tan primarias e inmediatas!

No obstante, pensando en los niños del campamento y su gran curiosidad optamos por acercarlos a actividades más lúdicas o “artísticas” a través de la pintura y creaciones manuales; de manera similar a cómo se ha hecho con el deporte o la enseñanza, por ejemplo, de ajedrez, que ya están muy desarrolladas en el campamento. Evidentemente la aportación económica del evento HOME será mínima, pero es el primer paso.   

 

Buena suerte y muchas gracias

Deja un comentario

AGRADECIMIENTOS

SUSCRÍBETE

MENAnalisis © 2017